| Colombia | 

  • Facebook Social Icon
  • YouTube Social  Icon

WhatsApp 322 250 1905|

JUANFE.jpg
logo sin fondo.png
log_donacion.png
Coalición_por_la_Vida.jpeg

Horario de atención: Lunes a Viernes de 8:00 am a 6:00 pm

Voy a ser papá

Ante la noticia de un embarazo toda la atención suele recaer sobre la mujer; sin embargo, el hombre también juega una figura fundamental en estos meses. Siendo el padre bebé que está por nacer, la noticia de un embarazo inesperado tiene un gran impacto en los planes del hombre. También, debes estar confundido; preguntándote qué hacer; debatiendo si estás listo, y considerando qué decisión tomar.

 

Por esta razón, a continuación encontrarás información pertinente para que formes parte activa de este proceso.

Yo no había planeado esto...

Si no estaba planeado el embarazo, la noticia de que serás padre puede golpearte fuerte y tus emociones pueden abrumarte como una montaña rusa. Cuando recibas la noticia lo mejor que puedes hacer es mantener la calma y pensar cuidadosamente lo que le vas a decir a tu pareja. Independiente a la relación que los dos sostengan, tú eres el padre del bebé que está por nacer y debes asumir la responsabilidad de tus actos. 

Si sientes que la mejor opción es actuar como si esto no hubiera pasado e ignorar la situación, evadir el embarazo no va a solucionarlo y tarde o temprano vas a tener que asumir el cuidado del niño. Si este es el caso acude a nuestros centros de ayuda para que te asesoren y te ayuden a encontrar una solución real.

No escondas tus sentimientos

En muchos casos los hombres se guardan los sentimientos frente a la noticia por temor a ser juzgados o para evitar ofender a su pareja con lo que están sintiendo. Hazle saber a tu novia lo que estás sintiendo y cuál es tu visión sobre la inesperada maternidad, pues el mantener una comunicación constante entre los dos es lo más importante en este momento. No te afanes por tener sentimientos contradictorios, acepta que te encuentras en una mezcla de emociones y tienes cambios de ánimo. Puede que primero te sientas asustado y luego emocionado o del miedo pases a sentir absoluta confianza en tus decisiones; el quid del asunto es que tu pareja entienda lo que te está pasando.

Si sientes que desde el embarazo no te entiendes con la madre de tu hijo y estás empezando a dudar de tu relación, ten en cuenta que tu compromiso ante todo está con el niño que está por nacer. Aunque hayan decidido no seguir juntos o en primer lugar no lo estaban, debes asumir la responsabilidad de tus actos y apoyar a la mujer a tomar la mejor decisión para el bebé. 

Se un apoyo para la madre

Ahora más que nunca la madre de tu hijo necesita tu ayuda y sentirse segura de que no está sola en este proceso. Un embarazo inesperado es una noticia que puede preocupar a la madre y probablemente la única persona en la que confía en este momento es en ti. Debes demostrarle que ella y la situación te importan, y que encontrarán juntos la mejor opción para los tres; para hacerle saber esto dile palabras de apoyo como: "Esto es una gran noticia, pero yo estaré aquí a tu lado."

Ya que tomar una decisión a conciencia es difícil bajo las circunstancia, te invitamos a que busquen asesoría juntos y se informen de las opciones que tienen. Nuestros centros aliados ofrecen asesoría gratuita a parejas para que no se expongan a decisiones peligrosas o apresuradas. Al encontrarse asesorados no sólo tomarán una decisión en compañía de expertos, sino que podrán también dedicarle atención a conservar una buena relación de pareja y afianzar la comunicación entre ustedes.

Consejos para el momento de decidir...

Hazte partícipe de la decisión y hazle entender a tu pareja que tu también compartes la responsabilidad del embarazo. Más que hacerle entender que tú apoyarás la decisión que ella tome, dile que tu quieres que juntos encuentren la mejor alternativa para los tres. En la mayoría de los casos la mujer siente que en ella recae la responsabilidad de decidir qué hacer ante un embarazo inesperado; sin embargo, son ambas partes quienes tienen el deber. 

Evita ejercer presión y obligarla a realizar lo que tu consideras que es mejor para los dos. Lo importante es que trabajen en equipo y busquen ayuda cuando se sientan muy confundidos. Bajo ninguna circunstancia debes impulsarla a interrumpir su embarazo; por el contrario, si es ella quien quiere tomar la decisión y tú no está de acuerdo, te invitamos a que busques orientación en uno de nuestros centros aliados.